Por Manlio Dinucci (VoltaireNet)

Esta guerra sorprende sólo a los ignorantes. El guión ya había sido redactado, desde ‎hace 3 años, por la RAND Corporation, que lo vendió primero al Congreso de ‎Estados Unidos y después a la Casa Blanca.

Estados Unidos, la Unión Europea y diferentes países ya han «donado» a Ucrania unos ‎‎100 000 millones de euros en material de guerra, dinero que directa o indirectamente siempre ‎sale de nuestros bolsillos. ‎

Ese monto se mantiene en constante aumento y ahora nos anuncian que la Unión Europea ‎entrenará 15.000 militares ucranianos en dos campamentos, en Polonia y en otro país miembro ‎de la UE. ‎

En la reunión de los ministros de Defensa de la OTAN, el secretario general de ese bloque bélico, ‎Jens Stoltenberg, informó: ‎

«Después del sabotaje contra los gasoductos Nord Stream hemos multiplicado por dos ‎nuestra presencia en el Mar Báltico y en el Mar del Norte con más de 30 navíos.»‎

Mientras tanto, el origen del ataque se ve confirmado por el hecho que ahora se impide la ‎participación de la empresa rusa Gazprom russe, copropietaria de los gasoductos Nord-Stream y ‎‎Nord Stream 2, en las investigaciones sobre las explosiones submarinas. ‎

Moscú tiene pruebas de que, además del sabotaje contra los gasoductos Nord-Stream y Nord ‎Stream 2, también hubo un intento de volar el gasoducto Turkstream, el único que queda ‎intacto para enviar el gas ruso a Europa.

Aunque Stoltenberg asegura que «la OTAN no es parte del conflicto», también hay pruebas de ‎que las más de 22 toneladas de explosivo utilizadas en el atentado contra el puente de Crimea ‎salieron de Ucrania y transitaron por Bulgaria, país miembro de la OTAN. ‎

A pesar de todo, Rusia se declara dispuesta a iniciar negociaciones para alcanzar una solución ‎política. Pero el G7 cierra toda posibilidad de negociación al plantear como condición previa «la ‎retirada total e incondicional» de Rusia. ‎

Simultáneamente, en la semana del 17 al 23 de octubre, la OTAN realiza en Europa el ejercicio de ‎guerra nuclear Steadfast Noon, justo al borde del territorio ruso. Y en ese ejercicio participa ‎Polonia, que está pidiendo que Estados Unidos despliegue armas nucleares en suelo polaco. ‎

La guerra avanza según el plan elaborado –desde 2019– por la RAND Corporation por cuenta del ‎Pentágono [1], o sea:

«Atacar a Rusia por su flanco más vulnerable, el de su economía dependiente de la ‎exportación de gas y petróleo. Operar para que los países europeos de la OTAN ‎incrementen sus propias fuerzas en una función anti-Rusia. Aportar a Ucrania ayudas ‎letales explotando el punto más importante de vulnerabilidad exterior de Rusia.»‎

Notas a pie de página

[1] «‎Cómo acabar con Rusia, según la ‎Rand Corporation» y «Ucrania: todo estaba escrito en el plan de la ‎RAND Corporation», por Manlio Dinucci, Red Voltaire, ‎‎22 de mayo de 2019 y 10 de marzo de 2022. Ucrania: todo estaba escrito en el plan de la ‎RAND Corporation

Fuentes:

Por Manlio Dinucci (VoltaireNet)

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Planeta Libre

Compartir esta publicación

Videos
Posts recientes
Este momento crucial
Vídeo
Sobre nosotros

Desenredarse de este mundo de (propaganda) no es fácil. Requiere tiempo. Requiere trabajo. Requiere una curiosidad profunda y sostenida acerca de lo que realmente está sucediendo debajo de toda la confusa charla mental, acerca de lo que la vida realmente es debajo de todas las historias que nos han contado.

Newsletter

Suscríbase a nuestro boletín mensual para mantenerse actualizado

Te puede interesar

21 objetivos del Comite de los 300 (1993)

John Coleman, escritor, publicista y antiguo miembro de los servicios de inteligencia británicos (MI6) forma parte de las numerosas personas que nos alertaron desde tiempos atrás de lo que se estaba tramando. En su libro, “La jerarquía de los conspiradores. La historia del comité de los 300”, John Coleman expone que existe una poderosa sociedad secreta en el mundo que se compone de la élite de Gran Bretaña, de los Estados Unidos y de otros estados, unidos por un objetivo común. El deseo de una dominación mundial. Entre sus objetivos figuran los siguientes…

Los dogmas de la ciencia

La controversia por las platicas de Rupert Sheldrake y Graham Hancock dentro del ciclo de conferencias de TED, que luego fueron removidas del sitio oficial, sigue teniendo eco en Internet. TED primeró quitó estos vídeos de YouTube y de su sitio oficial, ante algunos cuestionamientos de que las platicas eran poco científicas, y más tarde, reaccionando a acusaciones de censura, volvió a subir los videos pero ya no en su página principal, según Hancock “en una esquina perdida”.

Comparte tu información y artículos más relevantes

BasqueCatalanEnglishPortugueseSpanish

Teléfono

Pídalo por correo

Email

· Aquí encontrarás nuestras · Recomendaciones

Reproducir vídeo

Desprográmate

valoración
4/5