En los Estados Unidos, en las décadas de 1950, 1960 y 1970, decenas de miles de personas, reclutadas entre los indigentes, los desheredados, en prisiones, hospitales, cuarteles y orfanatos, sirvieron como conejillos de indias involuntarios para un programa ultrasecreto de la CIA. El objetivo de los científicos: borrar la memoria, hacer confesar a un enemigo, construir una máquina humana lista para matar contra su voluntad. Con frío cinismo y una voluntad sin límites, en un ambiente de Guerra Fría, los estadounidenses intentaron encontrar “el arma perfecta” que les permitiera esclavizar a individuos o poblaciones enteras.

Fabricación de espías programables remotamente: en los documentos de la CIA encontramos todos estos experimentos que tienen como objetivo crear super-espías. Consiste en crear una nueva personalidad en un conejillo de indias y darle una misión como matar a alguien, robar documentos o infiltrarse en redes. Y cuando termina la misión, se reprograma y el sujeto no recuerda nada.

Utilizando imágenes de archivo, testimonios de sobrevivientes, documentos secretos desclasificados y entrevistas con soldados y agentes retirados, este documento muestra cómo la CIA implementó una política de terror, sirviendo de LSD, electroshock, lobotomías e hipnosis.

Este documental demuestra la fuerte participación de los servicios estadounidenses para infiltrar, financiar y reclutar químicos que en su mayoría eran elementos brillantes de la sociedad civil. Finalmente, muestra cómo los hombres de la CIA y el ejército pudieron actuar sin ninguna consideración por la vida de los demás.

junio 12, 2022

Decenas de miles de personas participaron sin saberlo en pruebas de armas químicas, bacteriológicas y drogas en EE.UU y Reino Unido. En el complejo ultrasecreto de Porton Down, en la I Guerra Mundial, más de 20.000 personas participaron en miles de ensayos con resultados fatales.

Fuente:

Por Olivier Pighetti: Mk-Ultra: “Les Cobayes de la Cia”.

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Planeta Libre

Compartir esta publicación

Videos
Posts recientes
Este momento crucial
Vídeo
Sobre nosotros

Desenredarse de este mundo de (propaganda) no es fácil. Requiere tiempo. Requiere trabajo. Requiere una curiosidad profunda y sostenida acerca de lo que realmente está sucediendo debajo de toda la confusa charla mental, acerca de lo que la vida realmente es debajo de todas las historias que nos han contado.

Newsletter

Suscríbase a nuestro boletín mensual para mantenerse actualizado

Te puede interesar

El plan para reemplazar la carne y la leche con grillos y cucarachas

De acuerdo con las personas que promueven el Gran Reinicio (Gran Reseteo), consumir alimentos enteros no solo es algo “insostenible” sino también algo que “destruye el medio ambiente”, por lo que se debe reemplazar con ingredientes transgénicos y alternativas de proteínas hechas de insectos, plantas y biología sintética. El Foro EAT, cofundado por el Wellcome Trust y el Centro de Resiliencia de Estocolmo en 2014, desarrolló una “Dieta Planetaria” destinada a aplicarse a toda la población del mundo. Implica reducir el consumo de carne y lácteos hasta en un 90 %, además de trabajar con empresas de biotecnología para así reemplazar los alimentos enteros con alternativas creadas en laboratorio. Una vez que las corporaciones tengan el monopolio de la carne, lácteos, cereales y los aceites, serán ellas las que se beneficien y controlen el suministro de alimentos. Las empresas que controlan el suministro de alimentos controlarán países y poblaciones enteras.

No hay crisis climática: la historia nos muestra que la Tierra ha visto cosas mucho peores

La ciencia del clima ha sido tan sofocada por el fanatismo ideológico que se está volviendo difícil encontrar un análisis objetivo normal en estos días. Cualquier dato que contradiga la narrativa del cambio climático provocado por el hombre está rodeado por una máquina giratoria que descarta la información o la oscurece en una avalancha de propaganda sobre el calentamiento global, inoculando al lector mucho antes de que tenga la oportunidad de digerir las noticias de que tal vez el cambio climático no es lo que parece.
Cada vez que se informan altas temperaturas en los EE.UU. o Europa, los medios exageran las noticias en teorías descabelladas sobre el Apocalipsis climático, pero la historia meteorológica sugiere que el pánico es fabricado en lugar de justificado. 

El enorme daño ambiental de los coches eléctricos y la “energía-verde”

En medio de la euforia actual sobre los coches eléctricos y la energía eólica, se han olvidado de informar de los importantes costes ocultos perjudiciales para el medio ambiente con los que están asociados.
Una batería para un coche eléctrico pesa unos 500 kg, el volumen es del tamaño de una maleta grande. Contiene 12 kg de litio, 30 kg de níquel, 20 kg de manganeso 15 kg de cobalto, 100 kg de cobre, 200 kg de aluminio (cuya producción consume mucha energía), acero y plástico. En el interior hay 6831 celdas de iones de litio.
Por ejemplo, para fabricar una batería de automóvil, se deben procesar (después de la extracción) 10 toneladas de salmuera (esta extracción implica la consiguiente evaporación solar de las salinas, y eso puede llevar muchos años. También es destructivo para el medio ambiente y requiere toneladas de agua que no están disponibles cerca de las salinas) para producir litio, 15 toneladas de mineral para cobalto, 2 toneladas de mineral para níquel y 12 toneladas de mineral para cobre. Se extraen un total de 200 toneladas de la corteza terrestre para una sola batería.

Comparte tu información y artículos más relevantes

BasqueCatalanEnglishPortugueseSpanish

Teléfono

Pídalo por correo

Email

· Aquí encontrarás nuestras · Recomendaciones

Reproducir vídeo

Desprográmate

valoración
4/5