Por Derek Staller / Berlín / irishtime.com

Bajo el ‘Experimento Kentler’ de la década de 1970, las autoridades de asistencia social de Berlín entregaron a adolescentes sin hogar a conocidos pedófilos.

Una madre y su hijo suben a un tren y se sientan frente a un hombre de cuarenta y tantos años. Cuando se levantan para desembarcar, la sonrisa del hombre hacia el rubio adquiere un tono de preocupación. “¿Amas a los niños un poco más de lo que te gusta?” pregunta el anuncio en las pantallas de televisión de los trenes U-Bahn de Berlín. El mensaje final, “No te conviertas en perpetrador”, es también el nombre de un innovador programa de investigación y terapia contra la pedofilia.

La campaña comenzó en Berlín hace 11 años y ahora opera en 10 ciudades de Alemania. Unas 7.000 personas se han puesto en contacto y unos 1.000 pedófilos (personas que se sienten atraídas sexualmente por los niños) han recibido terapia.

“La pedofilia no es curable, pero se puede tratar”, dice el Dr. Klaus Beier, quien dirige la red de prevención en Charité, la clínica universitaria de Berlín.

Don’t Become a Perpetrator: un anuncio de la campaña que se ha estado ejecutando en Berlín
Juicio por pedofilia: Silvio S, que secuestró, violó y asesinó a dos niños. Fotografía: John MacDougall/AFP

La Organización Mundial de la Salud clasifica la pedofilia como un trastorno de preferencia sexual. Los terapeutas de Charité explican a los participantes que su atracción sexual por los niños es una condición médica hasta que se actúa sobre el impulso, cuando se convierte en un delito.

Los pacientes aprenden métodos de autocontrol y sobre las consecuencias de actuar sobre sus deseos sexuales. El tratamiento puede llevarse a cabo de forma anónima y la asistencia médica, como la “castración química”, para controlar el impulso sexual, se ofrece de forma voluntaria.

El programa cuesta 3 millones de euros al año y hasta ahora ha sido financiado por los gobiernos estatales. Un gran avance se produjo el mes pasado, cuando las aseguradoras de salud alemanas acordaron cubrir el costo de la terapia individual.

Ingo, un berlinés de unos 20 años, se dio cuenta de sus tendencias pedófilas en su adolescencia. Nunca se ha acercado sexualmente a un niño y dice que su terapia lo ayudó a superar la depresión a largo plazo.

Cinco años después de finalizar el programa, con sesiones periódicas de seguimiento, se resigna a no tener nunca una relación sexual con un adulto.

“Si me enamorara de una mujer, no podría estar seguro de si realmente era amor o solo para tener un hijo que se convertiría en mi pareja sexual preferida, y dejaría de lado a la mujer”, dice.

La gran mayoría de los pederastas son conscientes del daño que pueden causar a los niños, y no actúan. Pero hay otros casos de alto perfil. Incluyen a Silvio S, un guardia de seguridad de 33 años de Potsdam, en las afueras de Berlín, que el año pasado secuestró, violó y asesinó a dos niños con tres meses de diferencia. Se apoderó de uno de los niños, Mohamed Januzi, de cuatro años, mientras esperaba con su madre siria para solicitar asilo. El crimen horrorizó a Alemania, y en julio el hombre fue sentenciado a cadena perpetua.

Programa de acogida

La conmoción por los asesinatos dobles de pedófilos dio lugar a más conmoción en los últimos días, cuando el gobierno de la ciudad-estado de Berlín reveló cómo financió un programa de acogida de pedófilos hace 45 años.

A partir de 1969, las autoridades de asistencia social de Berlín entregaron el cuidado de al menos tres adolescentes sin hogar al Dr. Helmut Kentler, un investigador sexual de Hannover. Colocó a los jóvenes con pedófilos conocidos, incluido uno que ya tenía antecedentes penales por abuso infantil, creyendo que les daría a los adolescentes con problemas un ancla social y les daría a los pedófilos la oportunidad de convertirse en padres adoptivos cariñosos.

La ministra de asuntos juveniles de Berlín, Sandra Scheeres, no se anduvo con rodeos cuando presentó el informe. “Fue un crimen poner a estas personas en este tipo de cuidado”, dijo. “Es simplemente inimaginable que algo así sucediera con la supervisión estatal”.

Los primeros detalles del macabro experimento surgieron el año pasado, lo que llevó a las autoridades estatales de Berlín a encargar a un joven investigador que revisara los archivos y escribiera un informe. “Los resultados son aleccionadores”, dijo la Dra. Teresa Nentwig de la Universidad de Göttingen.

En la mayoría de los casos, se pedía a los pedófilos que cuidaran de drogadictos y prostitutas de 13, 14 y 15 años, de los cuales había alrededor de 1.000 en la década de 1970 en Berlín Occidental.

Pero, ¿cuántos niños precisamente fueron colocados con pedófilos, qué edades tenían y cuánto pagó la ciudad a los pedófilos? “No lo sabemos”, dijo Nentwig en el lanzamiento de su informe, explicando que los archivistas de la ciudad bloquearon el acceso a datos cruciales, afirmando de diversas formas que los archivos faltaban, estaban desordenados o sellados por razones de protección de datos. “Habríamos deseado una mayor cooperación para aclarar esto”, dijo el investigador.

A pesar de la obstrucción oficial, Nentwig encontró pistas de que uno de los jóvenes aún sufre los efectos del abuso y que otros dos se deslizaron hacia la delincuencia.

El gobierno de la ciudad dice que no tiene idea de quién en la agencia de asistencia social de Berlín Occidental estuvo de acuerdo con el llamado Experimento Kentler. Ha establecido una línea directa para los ex participantes.

Un joven que se incorporó al programa en 1969, llamado Ulrich, no sabía leer ni escribir y trabajaba como prostituto en la notoria Zoo Station de Berlín Occidental.

Kentler lo colocó con un pedófilo conocido y luego escribió que cuatro años allí le habían enseñado al joven “cómo sobrevivir”. Ulrich dejó las drogas y los delitos menores, escribió el investigador, pero siguió siendo una “persona que sufre”.

Kentler, quien murió en 2008, dejó documentos que describían todo el experimento como un “éxito”, pero admitió que estaba claro para todos los involucrados que colocar a jóvenes con pedófilos violaba la ley.

Mientras Berlín financiaba públicamente ese programa de pedofilia, muchos niños sufrían abusos en el internado de Odenwald, cerca de Frankfurt.

La escuela fue una de las instituciones progresistas y reformistas más famosas de Alemania Occidental. Más tarde se supo que un exdirector de la escuela, Gerold Becker, era un pedófilo que, junto con al menos otros siete miembros del personal, había abusado de al menos 132 alumnos durante las tres décadas entre 1965 y 1998.

Se inició una investigación en 2010, luego de que emergiera la escala total del abuso, y el año pasado, después de 105 años, la escuela se declaró en bancarrota y cerró.

El pasado pedófilo de Alemania volvió a asomar la cabeza en 2013 cuando surgieron vínculos entre los miembros fundadores del Partido Verde y el Movimiento de Pedófilos de Alemania Occidental, que se montó en los faldones de los grupos de derechos de los homosexuales y presionó por la despenalización del sexo consensuado entre adultos y niños.

En 1975, un líder del Partido Verde, Daniel Cohn-Bendit, que en ese momento era maestro de jardín de infantes, escribió un libro elogiando los “juegos eróticos” entre adultos y niños pequeños. En 1981, Jürgen Trittin, hoy un alto parlamentario verde y luego un joven funcionario del partido en Göttingen, firmó un panfleto del partido que buscaba la despenalización de la pedofilia.

El partido encargó un estudio sobre el alcance total de los vínculos entre Green y la pedofilia. Publicado una semana antes de las elecciones federales de 2013, le costó al partido incontables votos y provocó una humillante disculpa de Trittin. Sostuvo que los vínculos con la pedofilia había que verlos en el contexto de la revolución sexual de la década de 1970, que fomentaba una “ficción de que podía haber relaciones sexuales entre adultos y niños más allá de la violencia o el abuso de confianza”.

Dado el programa de tratamiento de la pedofilia de Charité en Berlín, los medios de la ciudad han exigido un enfoque de tolerancia cero en la investigación del último escándalo de pedofilia en Alemania. “Incluso a fines de la década de 1960, el sexo con niños estaba prohibido y se castigaba con hasta 10 años de prisión”, dijo el diario Berliner Zeitung , instando al ministro de Asuntos de la Juventud a mantener la presión y “obtener todos los archivos sobre el mesa”.

Fuentes:

Por Derek Staller / Berlín / irishtime.com: El experimento secreto de pedofilia de Alemania.

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Planeta Libre

Compartir esta publicación

Videos
Posts recientes
Este momento crucial
Vídeo
Sobre nosotros

Desenredarse de este mundo de (propaganda) no es fácil. Requiere tiempo. Requiere trabajo. Requiere una curiosidad profunda y sostenida acerca de lo que realmente está sucediendo debajo de toda la confusa charla mental, acerca de lo que la vida realmente es debajo de todas las historias que nos han contado.

Newsletter

Suscríbase a nuestro boletín mensual para mantenerse actualizado

Te puede interesar

Los caballeros de Malta y el factor veneciano añoran el mundo feudal que existía antes del surgimento de los estado-nación soberanos

Lo sola mención de la Orden Militar de Malta (SMOM), inspira temor y horror en las mentes de altos funcionarios del gobierno, banqueros centrales, altos dirigentes militares y empresariales, y altos ejecutivos diplomáticos y de inteligencia. Al investigar a la Logia P2, a la “nobleza negra”, el terrorismo internacional o la Internacional Nazi, uno siempre se encuentra con la SMOM. Algunos de sus miembros añoran el mundo ultramontano que existía antes del surgimiento de los Estados-nación soberanos durante el Renacimiento, lo que supuso una pérdida de poder y privilegio de sus familias. Aparentemente….

La religión climática

Contando con que la gran mayoría de los españoles (y otras nacionalidades) son tan maleables como el latón, era de esperar que nos la colaran con el cuento del clima.
Uno de los fenómenos más notables de la «pandemia» ha sido el apoyo ciego de la mayoría de la población a las medidas abusivas que impusieron los distintos gobiernos en cada uno de los diecisiete reinos de taifas que forman España. Los confinamientos, los cierres perimetrales, las prohibiciones absurdas y los recortes de libertades tuvieron un respaldo masivo. Gran parte de los ciudadanos acataron de forma acrítica todo tipo de estrategias sin importar que cada una fuera más tiránica que la anterior. Consiguieron que la gente dejara de salir de casa, se lavara las manos de forma compulsiva, se pusiera la mascarilla permanentemente y hasta se apartase de su propia familia. Fomentaron tal obsesión, que millones de ciudadanos asumieron normas inverosímiles a cualquier precio, incluso se olvidaron de sus derechos más fundamentales.
Asentaron un precedente tan envenenado, que todos los mecanismos perversos que se aplicaron durante la epidemia continúan dando su fruto en las políticas que el gobierno está adoptando para combatir la imaginaria crisis del clima.
Ya estamos viendo que este asunto no se está abordando de manera racional. No permiten el debate ni la confrontación de ideas. Es fácil silenciar al que discrepa de la versión oficial y no sigue los dogmas de la Agenda 2030.

El Gran Reinicio: Un retroceso para la civilización

La pandemia del covid-19 se ha caracterizado por una fusión sin precedentes de los grandes y poderosos intereses empresariales con el poder estatal. Los políticos elegidos democráticamente en muchos países no han representado los intereses de sus propios ciudadanos ni han defendido sus propias constituciones y cartas de derechos. En concreto, han apoyado las medidas de confinamiento, los requisitos de vacunación, la supresión de diversas opciones de tratamiento precoz, la censura de las opiniones discrepantes, la propaganda, la injerencia en la esfera privada de las personas y la suspensión de diversas formas de libertad. Todas estas políticas y medidas fueron diseñadas de manera centralizada por los ingenieros sociales de la pandemia.

Comparte tu información y artículos más relevantes

BasqueCatalanEnglishPortugueseSpanish

Teléfono

Pídalo por correo

Email

· Aquí encontrarás nuestras · Recomendaciones

Reproducir vídeo

Desprográmate

valoración
4/5